All posts tagged Editorial

Desde hace años, hemos detectado un interés cada vez más generalizado en los procesos participativos vinculados a la transformación de patios de las escuelas. Como  Raons Públiques también hemos colaborado durante tres años en el proceso participativo de mejora de habitabilidad de la Escola La Pau (2011-2014)  y actualmente nos encontramos inmersos en otro proceso para mejorar el patio en la escuela Dovella en el barrio de Sant Martí. La experiencia con estas dos escuelas con realidades totalmente diferentes, nos ha motivado a  plantearnos algunas cuestiones, que queremos compartir en este texto. Read more

Os convocamos este sábado 26 de abril, a las 11h en el Centre Cívic El Sortidor , para debatir y reflexionar sobre el futuro de los barrios de Poble Sec y de San Antoni a raíz de la reforma de la Avinguda del Paral·lel . Contaremos con Repensar Poble Sec, la Associació de Veïns de Sant Antoni, la Coordinadora d’Entitats de Poble Sec y la Xarxa Comunitària de Sant Antoni.

QUÉ PARAL·LEL ? repensando nuestros barrios a partir de la reforma del Paral·lel

Llevamos ya unos cuantos años hablando de lo que al principio era un ambicioso ” Plan de mejora y revitalización de la Avinguda del Paral·lel” , que se transformó después en ” La Avenida de las personas, de las artes escénicas y la gastronomía” y, finalmente, se ha reducido a un ejecutivo ” Proyecto de remodelación de la Avinguda del Paral·lel” .
Sea como sea , estamos hablando de la transformación de un eje urbano de enorme importancia, que hace de conector entre grandes centros atractores de la vida metropolitana de Barcelona al tiempo que une (o separa) tres barrios de la ciudad : Raval, Poble Sec y San Antoni.

Cuando se puso en marcha este proceso, hace casi seis años, el Ayuntamiento hizo una apuesta clara por qué modelo de intervención quería hacer. El convenio de colaboración firmado en 2009 entre la Fundación El Molino (FEM Paral·lel ) y el Ayuntamiento de Barcelona tenía como objetivo declarado convertir la Avenida Paralelo en un nuevo eje turístico y cultural. La capacidad de influencia de asociaciones y de miembros de la sociedad civil quedaría, pues, implícitamente supeditada a los intereses de la Fundación firmante del convenio. Pero los tiempos han cambiado para todos, y las posiciones de poder no son hoy las mismas que hace cinco años .
Quizá por ello el Ayuntamiento, con el proyecto ejecutivo ya hecho y a tan sólo un par de meses de comenzar las obras, ha abierto una ronda de reuniones con asociaciones de los barrios afectados para presentar, una vez más, el proyecto. Unas reuniones que, pese a hablar de un proyecto que ya ha sido licitado a la constructora que lo ejecutará, se presentan como “tremendamente abiertas , y que todo lo que se explique aquí puede ser debatido y cambiado” . Los esfuerzos del Ayuntamiento para acercar a los vecinos a un proyecto que ha generado un fuerte rechazo parecen llegar tarde: si “queremos que sea un proyecto que lo sienta como propio, por eso en la reunión no sólo se hablará de urbanismo, sino de las cosas que necesita el barrio y que se puedan incorporar” deberían buscar espacios de encuentro que no reproduzcan aquellos formatos que reiteradamente se han demostrado insuficientes (espacios fundamentalmente informativos, donde muchos vecinos no encuentran la manera de incorporarse e influir en las decisiones de su barrio).

La visión que desde el inicio se tuvo de la Avinguda del Paral·lel como “eje cultural” que debía ser revitalizado ” insuflándole nueva vida” no partió de un análisis profundo de las necesidades de los barrios de alrededor, sino los intereses particulares de los impulsores del proyecto. La conexión transversal entre barrios, o la dotación de espacio público para compensar las carencias de, pongamos por ejemplo, juegos infantiles, no fueron prioritarias en la redacción de la propuesta. Este proyecto, nos repiten, genera más de 8000 m2 de espacio para peatones, con la resolución de los cruces entre el tejido del Ensanche y la propia avenida .

Pero esta intervención no se aprovecha para abordar con valentía la confluencia nunca resuelta entre tejidos urbanos y sociales , y en su lugar propone un espacio público genérico y banal, que no aprovecha la excepcionalidad de su emplazamiento para generar un espacio identitario y de referencia. Nada parece estar previsto en estas flamantes pero indiferenciadas “plaçetes”, más allá de unos indefinidos usos temporales, y la única referencia que encontramos en la memoria sobre su mobiliario urbano se limita a que: “Los asientos se colocarán en el ámbito de los árboles, entre la zona de acera y el pavimento de granito de la plaza , en aquellas zonas donde no haya ningún bar , cafetería o restaurante delante”. Una sutileza que prioriza el uso privativo de las terrazas sobre el uso público del mobiliario urbano.

Por el contrario, el proyecto se preocupa de definir con una minuciosidad inusitada las luminarias, convertidas en columnas ultra- tecnológicas que aglutinan elementos de alumbrado, iluminación ornamental, publicidad y sensonoritzación. Este diseño, que convierte las farolas en objetos de alta tecnología , parece más orientado al escaparate internacional de las “smarts cities” que a las necesidades cotidianas del espacio donde se instalarán.

Nos da miedo que este proyecto se convierta en una intervención que profundice el carácter de frontera entre barrios que ya tiene hoy en día la Avinguda del Paral·lel y que se haga con unos criterios alejados de la realidad social de un entorno que ya comienza a sentir una fuerte presión turística. No podemos seguir pensando sólo en terrazas, smart – cities y ciudad -espectáculo , alimentando una máquina que acabará por devorarnos si no nos rebelamos a tiempo .

Es necesario encontrar herramientas de Planificación Estratégica a nivel de barrio, para que la distancia entre las necesidades de los habitantes y la ejecución de la obra pública no sea alejada y descoordinada. Se debería trabajar conjuntamente con grupos heterogéneos y representativos de vecinos y vecinas, documentos realistas que incorporen el trabajo realizado desde la base y la documentación generada desde el Ayuntamiento .

En Premià de Mar podemos encontrar otro ejemplo claro que nos muestra quién participa de la construcción de la ciudad, quien toma las decisiones y en qué escalas se entiende y se controla la ciudad.

Es por ello, que defendemos la necesidad de creer y actuar con otro modelo de participación donde realmente los habitantes puedan decidir en la construcción de su ciudad.

Read more

Reinventant_Barcelona

Ayer hemos ido a visitar la exposiciòn “Reinventando Barcelona. La ciudad que construyen las personas” en la Sala Ciutat donde se expone el proyecto de transformación del Pati la Pau en La Escuela La Pau.

La exposición pretende presentar, una vez más, Barcelona como ciudad activa y cambiante en cada instante, y muestra como motor de este cambio su gente y sus nuevas formas de co-crear y participar.

El proyecto del Pati la Pau es una de los varias iniciativas, promovidas por la misma sociedad civil, que ha sido seleccionada para explicar/ejemplificar una nueva manera de hacer ciudad basada en los valores de convivencia y colaboración.

Si pasais por la Sala Ciutat os vais a encontrar con una exposición enfocada en transmitir una imagen dinámica  y vibrante de la ciudad, también mediante el uso de las nuevas tecnologías, donde haceros una idea de todas la buenas iniciativas que la gente de Barcelona impulsa de forma autogestionada. Por los contenidos, a cambio, os aconsejamos de tomar nota de los nombres de los proyectos y buscarlos en internet, ya que las imágenes han quitado mucho espacio a las palabras.

sala ciutat expo