ESPACIOS DE TRABAJO: del color de pared al modelo organizacional o viceversa.

Son las 6.30 cuando suena el despertador de Clara. Como cada mañana, empieza el día yendo a correr a primera hora, le gusta hacer deporte antes de que el día se complique. Ducha rápida, el olor del café y tostadas y ya está lista para sentarse en el despacho de casa a revisar el correo y planificar la semana que tiene por delante. Más tarde ha quedado en el centro con un nuevo cliente internacional y aprovecha la tranquilidad de casa para concentrarse; en el despacho parece imposible poder aislarse más de 30 minutos.

De camino a la reunión, aprovecha para devolver un par de llamadas perdidas del trabajo. La reunión resulta todo un éxito a pesar de la dificultad para concentrarse con el alboroto del restaurante. Ella habría preferido contar con una sala aislada y con proyector. Después de comer, tiene un par de horas para trabajar con el resto de su equipo y seguidamente ha reservado una de las salas de reuniones para hacer un Skype con Robert, que trabaja cada tarde desde casa para poder gestionar la conciliación familiar. Suerte que la oficina está bastando muy situada y al salir solo tiene 20 minutos a pie hasta llegar al cine donde ha quedado con los amigos de la carrera.

Historias como esta nos han inspirado este año a empezar una serie de talleres en los cuales se exploran las relaciones entre personas, maneras de trabajar y espacios de trabajo. Estos talleres nos permiten estudiar cómo se puede transformar de manera colaborativa nuestros lugares de trabajo para que sean saludables tanto físicamente como psicológicamente. Los protagonistas son, como siempre, las personas y la herramienta innovadora que hemos diseñado especialmente es un juego de cartas. Este juego permite trabajar en grupos o equipos la necesidad de transformar los espacios de trabajo teniendo en cuenta tanto a las personas y sus maneras de ser como sus modos de trabajar y las tareas que realizan.
Umberto Eco decía “hablo a través de mis ropas” y Razones Públicas dice “hablo a través de mis espacios de trabajo”. Porque del mismo modo que los espacios públicos de nuestras ciudades dicen mucho de sus políticas, prioridades e intereses, los lugares de trabajo de una empresa lo dicen todo de su modelo organizacional y valores. Por eso proponemos una nueva manera de plantear la transformación de estos puestos de trabajo a través de procesos.
Si te interesa saber más, puedes ponerte en contacto con Raons Públiques para recibir más información o apuntarte a uno de los próximos talleres que haremos a partir del año nuevo.